LECCIÓN DE VIDA 2da. parte.

–En la historia de mi cliente él me decía. Fijese que yo me fui con mi mamá, pero debido a que no me sentía bien con ella, me separe de ella, a los doce años. En esa época yo andaba por San Luis Petén en Guatemala.

–Y qué andaba haciendo usted por ese Lugar. -Le pregunte- . Porque me imagino que más o menos en los años setentas  ese lugar era más inhóspito de lo que es ahora.

–Pues me vine sólo pidiendole a Dios que me ayudara, llegue a la casa de unos señores quienes me acogieron y me dieron trabajo en el campo,– Responde– Alli estuve con ellos hasta que cumplí quince años.

–Y por qué ya no continuó con ellos? Le dije.

–Porque sus hijos estaban celosos, porque yo había ahorrado parte del dinero que me pagaban y arrende un poco de tierra para sembrar yo mi cosecha. Ellos eran cinco hermanos. y un día entre todos me hecharon de la casa.

–Qué hizo en ese momento? Interrogue.

–Pues recogí mis cosas y me fui, folvi a suiplicar al Señor y encontre serca otra familia que me recibió. Ya a los diecisiete años, con algún dinero ahorrado, compre mi primer pedazo de tierra, para sembrar en lo propio. Pero lo que nunca me pasó por la mente, fue fumar mariguana, o meterme a robar a las casas de otras personas. Siempre pense solo en trabajar.

y luego de un momento de meditación agrega: Por eso no entiendo porque los jovenes hoy día se drogan, no trabajan y pertenecen a las pandillas.

Si te gusto esta historia compartela. si quieres comentar estamos para escuchar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s